Web
Analytics
Imposible hablar de r̩cords РLasterketak.eus

Imposible hablar de récords

El calor hizo que Jornet y Kortazar no superaran las mejores marcas en la Zegama-Aizkorri. El catalán corrió junto al británico Tom Owens en una maratón de montaña muy reñida hasta que Kilian ‘despegó’

El corredor catalán Kilian Jornet se llevó ayer la victoria en la décima edición del maratón de montaña Zegama-Aizkorri, donde el calor fue uno de los grandes protagonistas en un día increíblemente espectacular.

Con la campanada número 9 de la iglesia de Zegama se dio el pistoletazo de salida para los 500 corredores de esta décima edición del maratón Zegama-Aizkorri. Pero antes tuvo lugar un emotivo homenaje a los once corredores (10 chicos y una chica) que han corrido todos los años desde aquel tímido maratón de montaña celebrado por primera vez en 2002: Koldo Urrestarazu, siendo su mejor crono 4:52:07; Guillermo Pinillos (5:00:35); Mikel Legarreta (5:03:25); J. Antonio Salgado (5:12:51); Ion Zubillaga (5:14:56); Gorka Gabiña (5:17:31); Ricardo Ruiz de Apodaca (5:24:53); Txema Gómez (5:29:45); Iosu Cascón (5:30:49) y Leticia Uriarte (6:37:20). Recibieron, además de un obsequio de la organización, el aurresku de honor bailado con sentimiento por el dantzari Xabier Azurmendi. Igualmente, el bertsolari Andoni Egaña les ofreció unos preciosos bertsos que ensalzaban su trayectoria por estos nueves maratones que llevan realizados en Zegama, explicando algo así como que «Aizkorri se doblega, se rinde, antes vuestros pasos». Hubo también un minuto de silencio por el fallecimiento el pasado sábado de Pakita Berasategi, madre de Jon Ormazabal, pieza clave en la organización del Zegama-Aizkorri.

Competición
No lo tuvo fácil Kilian Jornet para gobernar en solitario la carrera. El calor apretaba y el catalán es más de correr en frío, el pasado año el Aizkorri estaba nevado en estas fechas y dominó prácticamente toda la prueba. El maratón de ayer fue una dura competición entre Kilian Jornet, el británico Tom Owens y el exciclista Aitor Osa. Los tres dominaban los tiempos de paso. Por Sancti Spiritu pasó primero Tom, seguido de Kilian y Aitor con un tiempo de 1 hora y 51 minutos. Por la cima de Aizkorri se turnaron Kilian y Tom que pasaron en 2:17:15, siendo tercero Aitor diez segundos por detrás. En Aitxuri volvieron a turnarse en la cabeza, siendo primero Owens en 2:26:50; Kilian segundo en 2:26:55 y distanciándose más Aitor Osa en 2:27:30.

En Oltze seguían los tres, aventajando el británico con un tiempo de paso de 2:43:00 en un minuto al catalán con 2:44:00 y Aitor pasó en 2:46:00. En el mismo crono pasaron por Urbia Owens y Jornet en un tiempo de 2:56:16, descolgándose Aitor Osa a la cuarta posición con un tiempo de paso de 2:59:14, ocupando la tercera plaza el italiano Nikola Golinelli en el mismo tiempo que Osa. En Itzubiaga Kilian vuelve a recuperar la primera plaza que pierde en Moano, mientras que aquí recupera Aitor Osa su tercer puesto.

Es a partir de aquí, hacia el kilómetro 34/35 cuando Kilian empieza a ‘despegar’, a descolgarse de su máximo rival en la carrera de ayer y a sacarle segundos a Tom Owens. Así en Oazurtza, Kilian Jornet pasó en 3:41:57, mientras que Owens lo hizo en 3:42:30.

No hay récord
Por cuatro minutos, un año más, no pudo batirse el récord de la prueba establecido por Rob Jebb en 2005 con un crono de 3:53:18. Kilian se tuvo que esmerar a fondo para ganar a sus perseguidores y finalmente entró en Zegama en 3:57:39. El segundo en pasar por el arco de meta fue el británico Tom Owens, a 35 segundos de Kilian, con un crono total de 3:58:14. Tercero fue Miguel Ángel Heras en un tiempo de 4:02:52, quien adelantó a partir de Moano a Aitor Osa que finalmente terminó en cuarto lugar con un crono de 4:04:53.

Y también por cuatro minutos no se superó el récord femenino que ostenta Emanuela Brizio desde 2009 con un crono de 4:38:19. Ganó Oihana Kortazar, de la Selección de Euskadi, con un tiempo de 4:42:50 y seguida de Emanuela Brizio, que entró en 4:43:29. El tercer puesto fue para Gubert Maud que pasó 6 minutos y 54 segundos de las cinco horas de crono. Corinne Favre, ganadora en 2008, se tuvo que conformar con la cuarta plaza. Así que un año más se mantienen invictos los mejores tiempos del Zegama-Aizkorri, siendo ayer, quizás por el excesivo calor, imposible hablar de récords.

Calor y gente
Los corredores coincidían en la dureza de una prueba marcada por el intenso calor y en la importancia de un público que «te llevan en volandas», decía más de uno. Y es que todos los puntos de paso estaban abarrotados y la gente se situó estratégicamente para ver y animar a ese medio millar de corredores que ayer, un año más, y van diez, dieron todo por un maratón, que como su edición, ha sido de diez.

Iturria: www.diariovasco.com – JUAN MANUEL SOTILLOS | ZEGAMA

 

Erlazionaturiko lasterketak