Web
Analytics
Uno contra tres frente al Txindoki - Lasterketak.eus Uno contra tres frente al Txindoki - Lasterketak.eus

Uno contra tres frente al Txindoki

argazkiaCuatro vecinos de Abaltzisketa disputarán una carrera hasta la cumbre mítica guipuzcoana el próximo domingo, con animadas apuestas pormedio

Una conversación a pie de barra de bar en Abaltzisketa ha dado lugar a una apuesta deportiva y amistosa entre cuatro vecinos de la que se va a hablar durante mucho tiempo. De hecho, desde estos días hasta que se celebre, el domingo día 28, a las 11 de la mañana. Y después, porque hay en juego apuestas de los propios vecinos y de gente que pone su dinero en cualquier momio que merezca la pena.

 

 

 

Iñaki Gorostidi, Jon Zubizarreta y Mikel Senperena, tres atletas aficionados, se van a medir a Xabi Lasa, un habitual de maratones y crosses en una carrera de 6 kilómetros que van desde la plaza de Abaltzisketa hasta la punta del Txindoki.

Los tres lo harán por relevos mientras Lasa deberá correr en solitario. La distancia es corta, pero el desnivel es de mil metros. Primero correrá Mikel Senperena, de 19 años, 2,7 kilómetros desde la plaza de San Joan hasta las campas de Larraitz. Ahí le esperará Jon Zubizarreta, de 32 años, para correr 2,5 kilómetros hasta la fuente de Oria, ubicada a una altitud de 420 metros sobre Larraitz y a 834 sobre el nivel del Cantábrico. El tramo final de un kilómetro, el más duro, lo realizará Iñaki Gorostidi. Tiene un desnivel de 404 metros, es decir, casi una pendiente de 45º, hasta llegar al pétreo pico del Txindoki, a 1.346 metros de altitud.

Xabi Lasa, de 42 años, un vecino del cercano Arriaran afincado en Abaltzisketa tras su boda con una chica local, hará el itinerario solo, con la ventaja de correr grandes distancias y habituado a enormes sacrificios deportivos.

Los jueces Iraitz Zubeldia y José Ramón Mujika junto con la junta de honor local controlarán y garantizarán que todo discurra por su cauces legales y deportivos y por los senderos señalizados en esta mole montañosa.

Cuenta la leyenda local que Xabi Lasa fardaba de haberse casado con una de Abaltzisketa «porque soy más guapo que los chicos de aquí. Yo valgo como tres de este pueblo». Los tres deportistas aficionados de Abaltzisketa le tomaron la palabra para hacerle ver que ellos no pensaban así y lo demostrarían. «¡Le derrotaremos en su propio terreno!» se conjuraron.

Cuando pasó el invierno y hubo una climatología mejor, le retaron a la carrera hasta la cumbre del Txindoki. Xabi Lasa casi ni se acordaba del desafío que él mismo provocó. Pero lo aceptó. Pusieron fecha, recorrido y normas. Buscaron apoyo económico y la empresa local Logikaline, de innovación tecnológica, donde trabaja Gorostidi, puso el dinero.

Como no podía ser de otra forma, la gente del pueblo empezó a hacer sus pequeñas apuestas a favor del trío de Abaltzisketa, pero con el momio del lado del atleta en solitario. La disputa deportiva llegó a los alrededores de la zona y un apostante se jugó unos miles de euros a favor de Lasa. Los corrillos dicen que la esposa del corredor en solitario ya ha hecho también la suya, pero no lo ha dicho en público. O sea, hay comidilla sobre este desafío por la cumbre del Txindoki…

El domingo 28 se sabrá quién ha ganado la carrera, los euros adjudicados, se comentarán las vicisitudes y, en definitiva, habrá ganado toda la gente que vive y disfruta de la vida en estas bellas campas de Larraitz.

Iturria: Diario Vasco