Web
Analytics
MARK KIPTOO, GANADOR DEL MEDIO-MARATÓN AZKOITIA-AZPEITIA, MEMORIAL DIEGO GARCÍA - Lasterketak.eus MARK KIPTOO, GANADOR DEL MEDIO-MARATÓN AZKOITIA-AZPEITIA, MEMORIAL DIEGO GARCÍA - Lasterketak.eus

MARK KIPTOO, GANADOR DEL MEDIO-MARATÓN AZKOITIA-AZPEITIA, MEMORIAL DIEGO GARCÍA

DIARIO VASCO. «Me siento en casa cuando estoy en Azpeitia, no vengo solo a competir»
Esta ha sido su tercera participación en el medio maratón y, a la tercera va la vencida, ha ganado después de dos segundos puestos.

 

Para cuando lean esta entrevista el protagonista de la misma estará a miles de kilómetros, en su casa, en Lumino, distrito de Lugari, al oeste de Kenya, junto a su familia, su mujer y sus tres hijos; una niña, Marion, de 3 años, y sus mellizos de siete meses, Kripruvo y Kipngetieh. Mark Kiptoo nos recibió el domingo, un día después de proclamarse ganador del Medio Maratón Azkoitia-Azpeitia. Es la tercera vez que el keniano visita Azpeitia. Confiesa que tiene muy buena relación con los organizadores de Xeye, sobre todo, con la familia de Santi Jiménez, uno de los organizadores, junto a su hermano Agustín, director de carrera y cuando viene «me siento en casa, es como mi segundo hogar», dice. Las dos anteriores carreras que ha disputado en Azpeitia, se le han resistido,-fue segundo tanto en 2010 como en 2012- pero a la tercera, la vencida. Tanto él como su «familia» azpeitiarra no pueden estar más contentos.

-¿Cómo es la vida normal de un atleta como usted en cuyo palmarés se encuentran además de este último triunfo en Azpeitia, el de Campeón de África en 5000 m. el pasado año o el reciente cross de Amorebieta?

-Llevaba una vida muy simple, en Lugari, al oeste de Kenya. Cuando me dí cuenta del talento que tenía para correr, empecé a entrenar. Me levanto a las 5.30 y voy a entrenar durante aproximadamente una hora. Estiro, desayuno y descanso un rato. Hacia las 10.00, voy al gimnasio o hago otro tipo de ejercicios. Por la tarde, entreno de nuevo. Dos veces a la semana hago series. Una vez a la semana me toca entrenar en cuesta o gimnasio; también una vez a la semana suelo hacer test de resistencia durante aproximadamente 30 km. Aprovecho el fin de semana para estar con la familia.

-Ha competido usted en diferentes países ¿Tiene que viajar mucho a lo largo del año?

-Sí, viajo pero tampoco tanto. Cuando me toca competir, sí. El manager me dice dónde tengo que ir o qué carreras tengo programadas. Trabajamos en diferentes recintos llamados «camps», donde contamos con entrenadores, etcétera.

-Esta es la tercera ocasión que disputa el medio maratón en Azpeitia. Anteriormente ha logrado dos segundas posiciones y esta vez, ha ganado. ¿Se puede decir que se ha sacado la espina que tenía clavada con esta prueba?

-Estoy muy feliz y a la vez, agradecido a la gente de Azpeitia. Cuando estoy aquí me siento como en casa. El apoyo que recibo aquí es impresionante. Además, cada vez que he corrido en Azpeitia, luego he hecho una gran temporada. Hace tres años, en 2010, después de participar aquí, gané en los Golden League de Estocolmo, en 5.000 m. Siempre me ha ido bien. Para mí es especial estar aquí. La gente confía en mí y es algo de los que estoy sumamente agradecido. Comparto muchas cosas aquí. No es solo una carrera, sino la cultura, la tradición… Por poner un ejemplo, hace un año, competía en la Diamon League. Santi Jiménez me llamó diciendo que estaba en París y dónde me hospedaba. Que alguien recorra tantos kms. para verte es algo más que una relación profesional.

-¿Ha sentido algo especial al subir al pódium en esta ocasión?

-Ha sido muy emocionante. La gente ha confiado en mí, mucha gente ha deseado mi triunfo. Lo he dado todo y para mí es un forma de devolver a todas estas personas la confianza depositada. Estoy contento por ello. Dios ha querido que esta vez pudiera ganar la carrera y recompersarles por la confianza.

-¿Cuál es su próximo objetivo?

-Volveré a casa, al 'campo'. Empezaré con los entrenamientos de cross, en 5.000.

-¿Ha podido hablar con su familia para informarles de su triunfo?

-Sí, normalmente cuando estoy en Europa, mi mujer y yo nos comunicamos por mensajes. Le envié uno al terminar la carrera y están todos muy contentos.