Web
Analytics
La Clásica de 15 kms. volvió a ser un éxito a pesar de la lluvia - Lasterketak.eus La Clásica de 15 kms. volvió a ser un éxito a pesar de la lluvia - Lasterketak.eus

La Clásica de 15 kms. volvió a ser un éxito a pesar de la lluvia

ATLETISMO A TOPE. El domingo salieron 4.200 corredores, 320 roller y nueve discapacitados en una jornada desapacible.

Fly Group, gestor de la Clásica de San Sebastián 15kilómetros, lo primero que quiso mostrar a la Federación Atlética Guipuzcoana, sponsor, jueces y voluntarios, fue su agradecimiento por la labor que cada uno asumió en un día tan complicado como el del domingo, en el que la abundante lluvia no dio tregua en toda la jornada de competición. Aún y así esta carrera logró poner en acción a más de cuatro mil personas, 4.200 atletas, 320 roller y 9 discapacitados en silla de ruedas. Tuvieron la valentía de terminar la prueba 3.488 corredores, 238 patinadores y seis minusválidos.

Mikel Huarte, director de Fly Group, ofreció la valoración post carrera. «La Clásica San Sebastián 15 Kilómetros, Gran Premio Robers ha vuelto a ser un gran éxito. A pesar de que no paró de llover durante toda la prueba y de que las previsiones hablaban de tormentas, los runners demostraron que es una de sus pruebas preferidas. La verdad es que estamos muy contentos. Cuando a mediados de la semana pasada supimos que venía un frente, nos temimos que la lluvia pudiera provocar que muchos atletas no se inscribieran, pero no fue así. Los atletas populares siempre nos dicen que ésta es una de sus favoritas por el recorrido por la ciudad, la llegada al estadio… y este domingo se volvió a demostrar, porque la participación ha sido muy buena a pesar de que hacía un día meteorológicamente complicado».

Añadió, además, que la afición una vez más respondió. «Las gradas de Anoeta se volvieron a llenar de acompañantes que animaron la llegada de los corredores. El ambiente fue muy bueno a pesar del mal tiempo. No ha habido ningún problema de nadie a nivel físico. Estamos cansados, pero muy contentos y satisfechos», dice Mikel que sin apenas tiempo para descansar, ya tiene entre manos el siguiente objetivo. «Sí, ahora ya pensamos en el maratón. Llevamos todo el año trabajando y ahora queda el último sprint», señala.

«Lo que sí quiero -añadió- es agradecer todo el esfuerzo de la Federación y voluntarios, que estuvieron fenomenal a pesar de que no era fácil trabajar por el mal tiempo. Y, por supuesto, al patrocinador principal, Robers y al resto de sponsors».

Esta competición confeccionada para los apasionados del runnig pone de manifiesto que goza de su simpatía y agrado y que ni la lluvia ni el viento van a ser capaces de frenar sus registros de inscripción.

El domingo, Lasarte Oria Bai!

Pero los corredores populares no paran y el domingo se darán cita en la carrera Lasarte Oria Bai!, que sobre 10,5 kilómetros se celebarará a partir de las 10.30 horas (ojo con el cambio de hora del sábado por la noche). La prueba transcurrirá por el circuito habitual y servirá de nuevo como un buen test para la preparación de la Behobia-San Sebastián del 11 de noviembre.